Ausencia de ti nº 15


”Me acuerdo de ti;
me cago en tus muertos...”
Roberto Iniesta

Que se te muera el perro.
Que te deje de hablar la peña
y que tu hermana
vuelva a la secta.
Que te despidan.
Que te escriban puta en el coche,
que tu madre se haga ludópata,
que te fallen los frenos y la píldora,
que tengas resaca siempre
y que no me olvides nunca.

                                                     De La copa rota, 1999





Entrevista en Metaverso, nuevo programa de poesía de Radio 3

Por fin ha salido el podcast de Metaverso de Radio 3, el programa en el que se habla de la poesía de cada día, no de la de consagradísimos autores en tapa dura, sino la que nos muestra lo que se está haciendo ahora.

Notables apariciones de Mentenguerra, Alberto García-Teresa, Gsús Bonilla, Antonio Díez, Leire Olmeda en un primer programa enfocado a la poesía social. Yo también salgo, pero en blanco y negro.

Ojalá os guste el programa tanto como a mí.



Por palabras

Joven poeta
busca voluntarios
para darle muerte
el día en que
se convierta en
un burgués
autoconvencido
de su propia valía
y haya olvidado que
una vez
puso este anuncio.

                               De Samsara, 1997



Feria del libro 2015

Dentro de un ratito estaré en la Feria del Libro de Madrid firmando ejemplares de la antología Amor y de La ansiedad del escapista. Prometo poner la letra de los domingos.


En Show de Rimas de TeleK

Hace poco estuve junto a mis queridos Jorge Gª Torrego y Álvaro Vergüenzajena en Show de Rimas, el programa de poesía de TeleK dirigido y presentado por Carlos Meiek. Fue una experiencia rara lo de recitarles a unos focos cegadores sin obtener respuesta ninguna del público, pero se me dio bien el cambio de cámaras estilo discurso de navidad del monadca. Lo mismo me presento a las oposiciones cuando saquen la plaza.
Ahí queda, por si alguien quiere verlo:



Onirican Express


Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las
dificultades del momento, yo aún tengo un sueño.
Martin Luther King

Tengo un sueño recurrente, un sueño profundamente arraigado en el consumismo:

Sueño cada noche que despierto en un centro comercial diferente pero a la vez idéntico a sus semejantes. Sueño que empujo carritos que levitan sobre la niebla, con mostradores atendidos por ángeles, expositores que ofrecen mercancías de colores nunca vistos antes. Sueño que compro —y si el sueño es muy vívido incluso hurto— kimonos azules, huevos de animales mitológicos, paracaídas... objetos que solo tienen valor para seguidores de Freud o Lacan, objetos inútiles en la vigilia.


A veces me despierto y acudo a comprar a centros comerciales que parecen diferentes pero son idénticos a sus semejantes. Empujo carritos con artrosis entre mostradores atendidos por súcubos y expositores de mercancías de colores inasibles para la retina. Inevitablemente compro —porque despierto temo robar— trajes azules, huevos en oferta, paraguas, muebles levemente suecos, yogures desnatados, tiritas, fundas para las fundas y somníferos con los que sueño que despierto en un centro comercial diferente pero a la vez idéntico a sus semejantes y empujo carritos que levitan sobre la niebla.



Extraído de La ansiedad del escapista